Poco le dur�� el dominio absoluto a esa gata comilona, sublevada y traicionera. Hoy, he vuelto a ocupar mi lugar y hacer sentir mi poder, con una nueva imagen, nuevas energ��as, ba��adito y olorosito. Y los conquist�� a todos.

Les dejo una mini sesi��n de fotos. No dudar��n que soy hermoso…



Pero como no pod��a pasar m��s tiempo sin hacer sentir mi peso y mi poder, ocup�� el lugar que me merezco custodiando el lugar m��s importante de la casa y el recurso m��s importante de apoyo al poder gatuno: la computadora con Internet y, junto con ��sta, mi blog, alguna vez usurpado por esa gata pokemona, vuelve a estar bajo mi poder absoluto. Y ��ay de quien ose sacarme de este lugar!







Porque el poder absoluto y la cabeza de la dominaci��n felina en este hogar ha estado, est�� y estar�� siempre bajo el mando del Gatote.


No podr��a llamarme Gatote si no cumpliera con tan noble deber.

Cari��os a mis seguidores.
El Gatote.

Anuncios